Scroll to top
© 2015, G Grupo Gancedo.
Volver

Anodizado

Deslizar

¿Que es anodizado?

El proceso de anodización o anodizado modifica la superficie de un material, en nuestro caso titanio y aluminio, creando una capa de protección sobre el mismo a través de su propio óxido (capa anódica) mediante procedimientos electro-químicos, logrando obtener una mayor dureza y resistencia del metal.

NUESTROS EQUIPOS PERMITEN MEJORAS EN LOS PROCESOS DE TERMINACIÓN DE SUPERFICIES PARA PIEZAS DE TITANIO Y ALUMINIO.

Esto se logra con un suministro de potencia variable en la que un electrodo está conectado al lado positivo (ánodo) y otro al lado negativo (cátodo). Ambos sumergidos en una solución conductora, completando así el circuito eléctrico. La pieza a anodizar es conectada al lado positivo, de ahí el nombre "anodizado".
Su uso puede ser decorativo, de rendimiento y/o endurecimiento.

¿Por que anodizar?

Beneficios del proceso

La capa anódica (película de óxido controlada), decora y protege al material del medio ambiente.
Se pueden lograr películas con un espesor de 25 a 30 micrones para procesos decorativos o de rendimiento y de casi 100 micrones para endurecimiento de superficie o anodizado duro.

Ventajas de la anodización:

• Brinda mayor dureza a la superficie del metal.
• Protege contra corrosión, luz UV, desgaste y abrasión.
• Mayor vida útil.
• Mejor adhesión de la pintura.
• Mejor adhesión en uniones mecánicas.
• Al ser parte del metal, el anodizado no puede ser pelado ni rascado.
• Esta capa tampoco es afectada por la luz solar.
• Ofrece un acabado lustroso, brillante y gran variedad de colores.
• Mejora la lubricidad.
• Proporciona una apariencia metálica superior a la lograda con pinturas orgánicas.
• Es un aislante dieléctrico.
• Detección de defectos superficiales.

ANODIZADO DE TITANIO / Cambio de colores

Tipos de anodizado

Duro, crómico y sulfúrico.

La anodización es usada frecuentemente para proteger el aluminio y el titanio de la abrasión, la corrosión, y para poder ser tintado en una amplia variedad de colores. Las técnicas han evolucionado con el paso del tiempo, no obstante el proceso mas habitual es el anodizado sulfúrico, dejando el crómico y duro por detrás.

Anodizado decorativo

Las películas obtenidas con ácido sulfúrico (H2SO4) son normalmente transparentes, de mayor espesor y porosidad y por tanto son más aptas para recibir pigmentación que las obtenidas con ácido crómico.

Este proceso posee una gran resistencia a la corrosión, rebaja el límite de fatiga en la vida útil del material y una baja flexibilidad, además de tener opciones de recuperación de calor para la conservación de la energía y diseño multi efecto para reducir los costes de explotación.

Anodizado duro

El proceso de endurecimiento puede ser aplicado de manera parcial o total y se consiguen con el, capas compactas de mayor espesor y dureza, dándole al material características superiores al anodizado natural entre las que se destacan:

• Aislante eléctrico y térmico similar a la porcelana.
• Dureza equivalente a la de un acero cimentado pero con el peso y la resistencia del metal base.
• Resistencia a la abrasión como en el acero.
• Protección contra corrosión.

Anodizado crómico

Las películas obtenidas con ácido crómico son opacas, más blandas, de menor espesor y de mayor resistencia al desgaste que las películas anódicas obtenidas con ácido sulfúrico. Pero tienen más ductilidad y, para espesores iguales, más resistencia a la corrosión.

Este procedimiento es preferido para componentes remachados o soldados donde es difícil o imposible eliminar todo de la solución anódica.
Se produce un color amarillo dependiendo del espesor de la capa anódica y, en aleaciones ricas en cobre, de color gris.